Cómo Superar el Miedo al Fracaso

Si diste click a este video, entonces es probable que seas alguien que tiene metas grandes y ambiciosas, y sabes que alcanzarlas supone algún tipo de riesgo, pero existe una voz en tu interior siempre advirtiendo el desastre inminente. 

Nelson: Es hora de empezar un negocio.

Nelson Malvado: Es probable que quiebres, y tengas que regresar con tus padres mientras todos tus amigos avanzan en sus carreras.

Nelson: Deberías hablarle a esa mujer.

Nelson Malvado: Ella te va a rechazar

Nelson: Deberías empezar un canal de YouTube.

Nelson Malvado: Si, para que todos vean tus videos que no alcanzan 100 vistas. 

Todos tenemos experiencia con la voz en nuestra cabeza que hace que perdamos oportunidades con personas que debíamos hablar, ideas sobre las que debíamos tomar acción, y sueños que debíamos perseguir. 

Si escuchamos con cuidado esa voz, vamos a darnos cuenta que a pesar de los argumentos tan convincentes que tiene, la razón real por la que tememos al fracaso es algo completamente distinto. Tan pronto fui capaz de entender cuál era esta razón, convertí mi miedo al fracaso en algo irrelevante, y amigos, como pueden ver con este canal, o en mi Instagram @NelsonQuest, el miedo al fracaso ya ni siquiera entra en mi cerebro. 

He hablado mucho sobre el fracaso que he experimentado en mi empresa, pero lo que ustedes probablemente no saben, es que NelsonQuest fue mi mayor fracaso mucho antes de convertirse en uno de mis mayores éxitos.

Hace 4 años estrené  mi primer canal de Youtube, donde había invertido más de $100.000 en equipo, el salario de mi equipo de producción, anuncios, sin mencionar las miles de horas que invertí creando 73 videos y construyendo una comunidad enorme, pero desperté un día, y el canal había sido eliminado. Se había ido en un chasquido de dedos.

Al día de hoy, aún no he recibido explicación o me han dado ninguna oportunidad para recuperarlo. Recibí mensajes de miles de personas alrededor del mundo que trataron de consolarme. Mis padres, sabiendo lo mucho que el canal significaba para mí, me llamaban a diario, creo que pensaban que estaba teniendo pensamientos suicidas o algo así.

Pero este es el asunto, de verdad no me afectó de la forma en que todo el mundo a mi alrededor lo pensaba, pueden preguntarle a Laura, ella estaba ahí cuando pasó todo. Al día siguiente ya estaba completamente enfocado en mi negocio y yo sabía que lanzaría NelsonQuest otra vez, y que el resultado iba a ser mucho mejor. Esta es la razón por la que fui capaz de actuar así:

He fracasado miles de veces, he fracasado tantas malditas veces, en tantas malditas cosas, años enteros de fracasos diarios y enormes, y cuando fallas tanto, aprendes algunas cosas sobre el fracaso que te permiten siempre usarlo  instintivamente, en lugar de quedarte paralizado por él. 

Estas son las 3 lecciones principales que cambiaron lo que fracaso significa para mi.

Lección 1: Nuestra idea de fracaso está distorsionada por las redes sociales

Cuando tenía 26 años, y la mayoría de mis amigos estaban avanzando en sus carreras, comprando casas, y construyendo familias, decidí vender todo lo que tenía, regresar a la casa de mis padres, y empezar una empresa. Los primeros años de la empresa fueron los peores de mi vida, cada día fracasaba en algo importante, y cada día me enfrentaba con el miedo de terminar en bancarrota y completamente jodido.

Un día me invitaron a una cena con muchos otros emprendedores “digitales”, y hablamos del fracaso, para mi sorpresa, cada uno de esos grandes triunfadores estaba fracasando y pensando sobre el fracaso tanto como yo lo hacía. Fue ahí cuando empecé a reflexionar más sobre las redes sociales, y donde me di cuenta que no es un lugar donde están las personas para ser auténticas, es donde están para curar la forma en que los demás los perciben. 

Esto no es una crítica, es simplemente cómo son las cosas, por eso publicamos casi siempre sobre los éxitos, que mucha gente suele exagerar, incluso las personas que comparten sus fracasos, por lo general no lo hacen en el momento exacto en el que fracasaron, es después de haberlo superado, e incluso, a menudo también exageran.

Es de crítica importancia que cualquiera que esté buscando alcanzar algo, entienda las redes sociales de esta forma, como una colección de proyecciones cuidadosamente planeadas, muy alejadas de la realidad.

Si estás fracasando, no es porque eres tonto, es porque estás creciendo

Lección 2: No podemos vencer el fracaso con la ilusión de conocimiento

Okay, existe una trampa en la que muchos emprendedores jóvenes caen, cuando estaba empezando mi empresa de diseño web, solía sentirme extremadamente incómodo pensando que tenía que llamar a clientes potenciales por teléfono, para mi fortuna, esto paso en el 2010 cuando el internet no era lo que es hoy en día, no podía buscar en Google cosas como “Cómo Tener Confianza por Teléfono”, siendo bombardeado por publicaciones y blogs infinitos de autoayuda, todo lo que podía hacer era llamar a personas e ir mejorando hasta que el miedo se fuera. 

Al hacer las cosas una y otra y otra vez, fui capaz de construir la confianza verdadera que quería tener en primer lugar, ¿Sentido común, cierto? Bueno… ya no. Hoy en día, con toda la información a nuestra disposición, estamos tan condicionados para buscar las cosas que nos “hagan sentir bien” mientras evitamos el riesgo.

Cuando las personas tienen la idea de empezar un negocio, terminan consumiendo ríos infinitos de publicaciones de blogs, libros, y podcasts de “Cómo Empezar un Negocio”, se engañan a sí mismos con la creencia de sentirse bien porque están adquiriendo conocimiento, cuando en realidad solo están evitando el riesgo al fracaso que viene cuando uno toma acción.

A estos tipos no les importa si tienes éxito, solo les importa que sigas consumiendo sus cursos.

Cuando se trata de emprender o, de hecho, cualquier tarea difícil que enfrentemos, la realidad es que entramos en guerra contra nosotros mismos, y con frecuencia, leer libros es algo que hacemos para fingir que estamos heridos para no ir a la batalla. Si vas a leer libros, léelos lentamente, y aplícalos con constancia, se supone que los libros potencian la acción, no la reemplazan.

Descarga la guía Dark Mode ahora

… y mucho más!

Lección 3: El fracaso, cuando se balancea, se convierte en guía

Si fracasamos demasiado, significa que estamos siendo imprudentes, y que necesitamos hacer una pausa y revisar lo que estamos haciendo, sin embargo, y lo que es más frecuente, si fracasamos muy poco, puede significar que no nos arriesgamos a fracasar lo suficiente.

Después de haber superado los primeros años de mi negocio, había momentos donde no estaba fracasando para nada, esto fue una diferencia gigante después de estar fracasando todos los días, al analizar con cuidado me di cuenta que no estaba fracasando porque no estaba tomando la acción necesaria, estaba ganando el dinero suficiente para cubrir el arriendo y mis gastos, me sentía “cómodo”, y eso es la peor cosa que puedes sentir  si estás tratando de crecer.

Y así, el fracaso se ha convertido en una guía para mí, si no estoy fracasando lo suficiente significa que no estoy tomando la acción suficiente, si estoy fracasando mucho significa que debo bajar la velocidad y planear con más cuidado. 

Resumen

Bueno amigos, un resumamos rápido

Lección 1: Nuestra idea de fracaso está distorsionada por las redes sociales

Las redes sociales no son un lugar auténtico y no representan la realidad, ten cuidado de no comparar tu ser defectuoso y humano, con las proyecciones cuidadosamente planeadas de los demás.

Lección 2: No podemos vencer el fracaso con la ilusión de conocimiento

Ninguna cantidad de publicaciones, libros, o videos de YouTube van a lograr las cosas por ti, tú tienes que lograrlas por ti mismo. Entre más tiempo gastes leyendo sobre tomar acción, mucho más te condicionas a la inacción, y por definición, tomar acción implica tomar el riesgo al fracaso.

Lección 3: El fracaso, cuando se balancea, se convierte en guía

Cuando fracasamos mucho, significa que estamos siendo imprudentes. Cuando fracasamos muy poco, significa que no estamos tomando suficiente acción.

Lo que yo entiendo ahora es que el miedo al fracaso, como lo veía antes, era una ilusión. Si consideramos la peor posibilidad de lo que puede pasar si fracasamos en algo, probablemente no sea tan malo, pero, si consideramos la peor posibilidad de lo que puede pasar si no lo intentamos y tomamos acción, bueno, eso sí puede ser bastante catastrófico.

Te recomiendo tomar algún tiempo para considerar tus mayores miedos en este momento y luego considera lo que puede pasar si no actúas sobre eso.

Recomiendo tomarse un tiempo ahora mismo para considerar las cosas que más crees que deberías estar haciendo, qué miedos te están frenando y luego considerar lo que podría pasar si no actúas. 

Amigos, estoy trabajando muy duro para uds, si les gustó el video, por favor dale un like. 

Sígueme en Instagram @NelsonQuest, hace poco logré subir el Kilimanjaro, la segunda montaña de las 8 montañas que voy a subir.

Suscríbete y haz click en la maldita campanita, a menos que tengas temor a mejorar.

Revisa “Dark Mode”, mi sistema de productividad.

Y, por último, déjanos saber en los comentarios abajo si has estado retrasando la toma de acción en algo que quieras alcanzar , cuál es el fracaso al que le temes, y qué va a pasar si no tomas acción sobre eso.

Este es el camino.

Chao y nos vemos en el próximo post.

comenzar el viaje

Ingresa tu correo electrónico y te enviaré la lista completa de vídeos con los que debes comenzar de inmediato, así como correos electrónicos diarios durante aproximadamente una semana con más contexto en cada vídeo y por qué son importantes.