Por Qué No Tienes Motivación

Es probable que hayas visto muchos videos que hablan de cómo las redes sociales pueden crear expectativas no realistas cuando se trata de belleza, riqueza material, e incluso felicidad, o cómo las redes sociales fomentan la procrastinación sin fin, a costa de nuestra motivación, pero lo que estoy a punto de mostrar en este video, es mucho peor que eso.

Aunque parezca que estamos bajando inocentemente en Instagram o Facebook, a nivel neuroquímico, lo que está pasando es que nuestra motivación se está alejando de las recompensas a largo plazo, como las metas que logramos cuando trabajamos duro, aprendemos habilidades, o mejoramos nuestra salud, y es su lugar, va hacia un mayor consumo de redes sociales. 

Si consumes cualquier cantidad de redes sociales, y tienes dificultades con tu motivación, en este video explicare las 3 causas principales de lo que te sucede. 

Y al final del video, voy a mostrar cómo soy capaz de mantener niveles de motivación extremadamente altos en todo lo que hago.

Empecemos

1. Las redes sociales son una máquina de dopamina

Si tienes dificultades con cualquier tipo de problema relacionado con la motivación, procrastinación, drogas, sexo o masturbacion, si te sientes más motivado hacia esas cosas en vez de trabajar y mejorarte a ti mismo, entonces necesitas entender cómo funciona la dopamina. 

La dopamina es un neurotransmisor que nuestro cuerpo libera para motivarnos hacia las cosas que cree que son importantes para nuestra supervivencia. Cuando tenemos hambre, nuestro cerebro libera dopamina para motivarnos a encontrar comida, si no lo hiciera, moriríamos de hambre. Incluso,  científicos detuvieron la liberación de dopamina en ratones, e hicieron que los ratones dejaran de comer por completo, simplemente se sentaron allí, sin hacer absolutamente nada. 

Ahora, este es el problema, la dopamina es un componente de nuestro sistema de recompensas, que casi no ha evolucionado desde tiempos prehistóricos, mientras tanto, tecnologías como las redes sociales están evolucionando a un nivel exponencial.

En la mayor parte de la historia humana, la aceptación social ha sido un elemento muy importante para la supervivencia, y si no se han dado cuenta, los humanos somos algo patéticos, no podemos correr demasiado rápido, no tenemos colmillos filosos, y si me caigo de esta silla, es probable que me rompa un hueso. Hoy en día, Podemos sobrevivir en solitario,  pero en tiempos prehistóricos, la aceptación social era crítica para la supervivencia, tener baja posición dentro de la tribu era algo malo, pero ser expulsado de una tribu, en esencia, era una sentencia de muerte. 

Cada vez que interactuamos en redes sociales, se desarrolla esta dinámica de tribu, cuando publicamos algo, los likes y comentarios que recibimos son interpretados por nuestro cerebro prehistórico como validación a nuestra posición dentro de la jerarquía de la tribu, y por eso, muchos likes nos hacen sentir muy bien, mientras que unos pocos, no tanto. 

Cada vez que dejamos un like o recibimos un comentario, es porque percibimos que estamos agregando valor a la relación y reforzando esos vínculos, y esto se vuelve recíproco, al dejar like en publicaciones de los demás, se ha comprobado que esto incrementa significativamente la probabilidad de que nos regresen likes en nuestras publicaciones. Las redes sociales invierten cientos de millones de dólares para entender esto y es ahí donde secuestran nuestro sistema de dopamina para motivarnos a consumir aún más redes sociales. 

Por  ejemplo, cuando publicamos algo, las personas que nos siguen no van a ver la publicación de inmediato, por el contrario, las redes sociales regulan el número de personas que ven la publicación para dispersar la interacción a lo largo de un periodo de más de 48 horas, y así tener efecto máximo de nuestro sistema de recompensas. Es como un goteo intravenoso de pequeñas recompensas que se puede convertir con rapidez en la recompensa principal hacia la que nos sentimos motivados. 

2. Las redes sociales son un estímulo supernormal

De acuerdo al libro “Estímulos Supernormales: Cómo los Impulsos Primarios Sobrepasaron su Propósito Evolutivo” de Deirdre Barret, de la Universidad de Harvard, 

“Los estímulos supernormales son cualquier estímulo que provoca una reacción instintiva más fuerte que el estímulo para el que evolucionó el instinto…

La esencia del estímulo supernormal es que la imitación exagerada puede ejercer un impulso más fuerte que el original. ”

El porno es una imitación exagerada del estímulo de reproducción human, la comida rápida es una imitación exagerada del estímulo de comida real, los videojuegos son una imitación exagerada de cacería, recolección,  y socialización, y respecto a las redes sociales, bueno, las redes sociales son un estímulo supernormal de tribus y dinámicas tribales, todo lo que expliqué en la primera sección. 

En tiempos prehistóricos, competimos dentro tribus mucho más pequeñas en grupos más pequeños, que por lo general, consistían de 25 a 150 personas, por el otro lado, nuestra “jerarquía de red social” digital, suele consistir de miles de personas, de todo tipo, desde amigos raros con quien no hemos hablado hace más de 10 años, a celebridades y billionarios, miles de personas. 

Y la regla de cualquier jerarquía es que estamos en competencia con todos y cada uno de los miembros de esa jerarquía, competencia significa comparación y así no nos demos cuenta, con cada una de las publicaciones y fotos que consumimos, nos estamos comparando, si la diferencia es pequeña, entonces nos sentimos felices porque eso indica que tenemos una buena posición, pero si la diferencia es grande, nos sentimos infelices, porque indica que tenemos una baja posición, y entre más infelices nos sintamos respecto a nuestra posición, menos motivados nos vamos a sentir para mejorarla, porque sentimos que la tarea es mucho mayor que nuestras capacidades, y esto nos trae al punto #3.

Descarga la guía Dark Mode ahora

… y mucho más!

3. Las redes sociales exceden por mucho nuestros límites cognitivos

El antropólogo británico Robin Dunbar, observó que el tamaño del cerebro de los primates tenía una correlación significativa con el tamaño típico de sus sociedades, al conectar los números correlacionados con el tamaño promedio del cerebro humano, descubrió el número 150, el número Dunbar, el límite cognitivo al número de relaciones significativas que una persona puede mantener.

Hablo más sobre del número Dunbar en mi video Por Qué Más de 150 Amigos en las Redes Sociales ARRUINA tu Vida”

Pero, en resumen, tener más de 150 amigos causa una sobrecarga cognitiva que reduce nuestra habilidad para operar en condiciones óptimas. 

Las Redes Sociales suelen conectarnos a miles de personas, lo cual está más allá de nuestro límite cognitivo y perjudica gravemente nuestra habilidad para operar en niveles óptimos. En sí, nuestras redes sociales son una jerarquía, probablemente es la que más influencia tiene sobre nuestras vidas, cuando se convierte en una Jerarquía muy grande o muy diversa, sentimos menos motivación para escalarla porque nos abruma, y es usual que se manifiesta como ansiedad, o sentir que estamos perdidos, o en una situación desesperada debido a lo pequeños e insignificantes que nos sentimos cuando se nos considera dentro de la escala masiva de nuestra jerarquía. 

Las redes sociales representan la interacción social a un nivel en el que aún no hemos evolucionado para administrar de manera eficiente o efectiva.

Resumen

Entonces, para resumir. 

Para aquellos que quieren maximizar sus niveles de motivación, deben limitar no solo el uso, sino también el acceso a redes sociales, tanto como puedan.

Este es un resumen de las 3 razones:

1. Las redes sociales son una máquina de dopamina

Nuestro cerebro percibe el uso de redes sociales como un acto necesario de supervivencia, por lo que libera dopamina para motivarnos a seguir usándolas, cada cosa que hacemos en redes sociales, desde algo tan simple como ver fotos hasta dar y recibir likes, produce un “golpe de recompensa”, que tiempo después será como estar conectados a un goteo intravenoso.

Entre más tiempo estemos conectados, más fuerte es la reconexión de nuestro cuerpo para que el cerebro dirija la dopamina para que consumamos más redes sociales, razón por la cual tenemos menos motivación para otras cosas.

2. Las redes sociales son una forma de estímulo supernormal

Las redes sociales son estímulo supernormal de la dinámica tribal, una tribu prehistórica tenía grupos pequeños, mientras que las redes sociales muestran tribus de miles de personas.

Con cada publicación o foto que vemos, nos comparamos, y un fuerte motivo que hace que bajemos eternamente en Instagram, es de hecho, una compulsion subconsciente para entender nuestra posición en la tribu 

3. Las redes sociales desafían el número de Dunbar

El número Dunbar explica que los humanos tienen capacidad cognitiva para mantener relaciones sociales con máximo 150 personas, en cambio, las redes sociales suelen conectarnos con miles de personas, algo que supera nuestro límite cognitivo y perjudica gravemente nuestra habilidad para operar en niveles óptimos. 

Nuestra Red Social es en sí una jerarquía, y probablemente es la que más influencia tiene dentro de nuestras vidas, cuando nuestra jerarquía se convierte en algo muy grande o variado, nos sentimos menos motivados a escalarla porque nos sentimos abrumados. 

Bueno amigos, para mí, las redes sociales todavía son algo complejo de manejar, solo uso Instagram, donde reduje el tamaño de mi jerarquía digital de miles de personas, a solo 150, si quiero compartir una publicación o historia, por lo general, la envío a Sebastián, a quien contraté para manejar mis redes sociales, y en términos generales, mantengo instagram desinstalado en mi teléfono, y solo lo instalo si realmente quiero publicar algo o responder a comentarios.

Hacer estos videos sobre dopamina y leer tantos estudios y literatura científica, me ha dado ahora un entendimiento increíble de la dopamina y cómo está atada a nuestro sistema de motivación, y al entender esto, cuando siento poca motivación, sé que no es porque sea perezoso por naturaleza, ningún ser humano es perezosos por naturaleza, siempre hay una causa y para nuestra generación, casi siempre son las redes sociales.

Cuando no siento motivacion, investigo qué es lo que la está absorbiendo y limito mi acceso por completo, mientras hago el esfuerzo de sentarme y trabajar productivamente, y después de unos minutos, siento que tengo más energía y motivación, después de un día completo, me siento como un hombre nuevo.

Si tienes dificultades para tener motivación, aprende todo lo que puedas sobre la dopamina, hay muchos videos en este canal que te pueden ayudar. 

Si quieres revisar mi sistema de productividad que va a realinear por completo tu sistema de dopamina, mira Dark Mode. 

Pueden seguirme en Instagram @NelsonQuest, estamos creciendo mucho, ¡y ahora somos más de 20.000! Casi estoy al nivel de una mujer moderadamente atractiva pero todavía por debajo de la marca de estatus de celebridad de 100k que necesito para validarme.

Este es el camino. 

Nos vemos en el próximo post.

Fuentes

comenzar el viaje

Ingresa tu correo electrónico y te enviaré la lista completa de vídeos con los que debes comenzar de inmediato, así como correos electrónicos diarios durante aproximadamente una semana con más contexto en cada vídeo y por qué son importantes.